fbpx

HISTORIA DEL JUDO

HISTORIA DEL JUDO

Historia del Judo Kodokan

El Judo Kodokan fue fundado por Jigoro Kano, quien de joven comenzó a practicar Jujutsu como una forma de fortalecer su frágil cuerpo. Kano estudió los estilos Tenjin Shinyo-ryu y Kito-ryu de Jujutsu clásico, llegando a dominar sus enseñanzas más profundas, y complementó este entrenamiento con un ávido interés en otras formas combativas también. Integrando lo que consideraba los puntos positivos de éstas con sus propias ideas e inspiraciones, estableció un cuerpo revisado de técnica física, y también transformó el principio tradicional del Jujutsu de “derrotar la fuerza a través de la flexibilidad” en un nuevo principio de “uso máximo eficiente de la energía física y mental“. El resultado fue un nuevo sistema teórico y técnico que, según Kano, se ajustaba mejor a las necesidades de la gente moderna.

La esencia de este sistema la expresaba en el axioma “uso máximo eficiente de la energía”, un concepto que consideraba tanto una piedra angular de las artes marciales como un principio útil en muchos aspectos de la vida. La aplicación práctica de este principio, en su opinión, podía contribuir en gran medida al desarrollo humano y social, incluida la “prosperidad mutua para uno mismo y para los demás”, que identificaba como el objetivo adecuado del entrenamiento. Lo que Kano había creado trascendía la mera técnica para abarcar un conjunto de principios para el perfeccionamiento del ser. Para reflejar esto, sustituyó jutsu (técnica) en la palabra “Ju-jutsu” por el sufijo do (camino) para crear un nuevo nombre para su arte: judo. Su sala de entrenamiento la denominó “Ko-do-kan”, o “un lugar para enseñar el camino”.

Kano también ha sido alabado como “el padre de la educación física japonesa”. Como director de la Escuela Normal Superior de Tokio, creó una facultad de educación física general destinada a formar profesores capaces de llevar una educación física de calidad a la juventud japonesa. También ayudó a fundar la Asociación Deportiva Amateur de Japón (Japan Sport Association), y en 1909 se convirtió en el primer miembro asiático del Comité Olímpico Internacional.

Kano viajó al extranjero en trece ocasiones, dando conferencias y haciendo demostraciones de judo para dar a conocer su arte a personas de todo el mundo.

Hoy en día, la Federación Internacional de Judo incluye representantes de unos 207 países y regiones (a partir de 2021), con practicantes de todos los ámbitos que se ponen el uniforme de judo y pisan el tatami para forjar sus mentes, cuerpos y espíritus.

Lo que sigue es una parte del preámbulo de los estatutos de la Federación Internacional de Judo:

“El judo fue creado en 1882 por Jigoro Kano. Como método educativo derivado de las artes marciales, el judo se convirtió en deporte olímpico oficial en 1964 (después de haber sido nombrado deporte de demostración en los Juegos Olímpicos de Tokio de 1940, que fueron cancelados debido a un conflicto internacional). El judo es un deporte muy codificado en el que la mente controla la expresión del cuerpo y es un deporte que contribuye a la educación de los individuos.

Más allá de las competiciones y los combates, el judo implica la investigación técnica, la práctica de katas, el trabajo de defensa personal, la preparación física y la agudización del espíritu.

Como disciplina derivada de tradiciones ancestrales, el judo fue concebido por su Maestro Fundador como una actividad eminentemente moderna y progresista.”

jigoro kano
Heli Cabeiro

Historia del Judo en Guatemala

El año de 1961 marca el inicio del Judo en Guatemala. Los años anteriores a éste, algunas personas con escasos conocimientos de este deporte iniciaron la propagación del Judo, en pequeños locales ubicados en sus residencias. Entre estos podemos mencionar a los profesores Jorge Sosa y Saúl Herrera.

Fue en 1960 cuando arriba a Guatemala el profesor Heli Andrés Cabeiro Mañas de origen cubano, 4to Dan Cinta Negra, quién durante ese año consolida el primer club de Judo en Guatemala, el Judo Club Guatemala, que abrió sus puertas el 7 de enero de 1961, con una de las áreas de entrenamiento más grandes de Latinoamérica en aquel tiempo. Por este club pasaron cientos de guatemaltecos, formando su carácter y personalidad, muchos de los cuales son actualmente grandes figuras de los círculos de elite políticos, culturales, comerciales y académicos de nuestro país.

El profesor Cabeiro conocido por su proactividad, desde que abrió las puertas de su club, se puso en contacto con las autoridades deportivas nacionales y gracias a esto en el mes de junio de 1962, la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG), máxima autoridad del deporte federado nacional decreta el nacimiento de la Federación Deportiva Nacional de Judo de Guatemala.

En forma constante y sistematizada, la federación ha ido creciendo y a la fecha, contamos con instalaciones de Judo en catorce de los veintidós departamentos de la Republica de Guatemala. Por nuestras instalaciones han pasado miles de judocas guatemaltecos, algunos de los cuales han formado parte de contingentes nacionales que nos han representado en toda clase de eventos internacionales.

Nuestros mayores logros a nivel internacional han sido diversos. Hemos logrado victorias, medallas y participaciones en prestigiosos eventos deportivos como los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Juegos Panamericanos, Campeonatos Mundiales de Judo y en las Olimpiadas.

Muchos de nuestros afiliados, han tenido destacada participación en la dirigencia de entidades Internacionales de Judo tales como la Confederación Panamericana de Judo (CPJ) y la Federación Internacional de Judo (IJF).

Afíliate con nosotros ahora.

Heli Cabeiro

PRINCIPIOS DEL JUDO

Para crear el Judo, Jigoro Kano se basó en los siguientes principios, los cuales son partes esenciales de la evolución de un judoca:

  • Principio de máxima eficiencia (Seiryoku Zenryu): Significa lograr la máxima eficiencia con el mínimo esfuerzo; de ahí el fundamento de la suavidad (Ju).
  • Principio de prosperidad mutua (Jita Kyoei): Para Jigoro Kano, el Judo debe estar basado en el apoyo mutuo y la solidaridad, ya que establece que, para encontrar el camino de la perfección, los demás nos deben ayudar, así como uno mismo puede ayudar a los demás a ser mejor.
  • Principio de perfección (Jiko No Kansei):  Este principio se refiere a buscar la perfección como persona, tener buena salud, inteligencia y buen carácter. Para ello el cuidar el cuerpo y la mente es esencial ya que ayuda a evolucionar como judoca.

CÓDIGO MORAL DEL JUDO

El código moral del Judo establece estos pilares para su práctica:

Cortesía: Es el respeto por los demás.

Coraje: Hacer lo que es justo.

Sinceridad: Expresarse honestamente sin disfrazar lo que se piensa.

Honor: Cumplir con lo prometido.

Modestia: Hablar de uno mismo sin orgullo ni vanidad.

Respeto: Sin él no puede haber confianza.

Autocontrol: Saber controlarse y tener calma cuando uno
monta en cólera.

Amistad: El más puro de los sentimientos humanos.

Información Pública

El derecho de acceso a la información publica se constituye como uno de los pilares del Estado democrático de derecho, a través del mismo se dota a la población de la posibilidad de involucrarse y fiscalizar las actuaciones de esta federación.

cinta blanca judogi

Contáctanos

Siguenos en nuestras redes